Venezuela está en lista de emergencia sobre infancia.

0
175

La crisis de Venezuela, en particular la que sufren los niños en tránsito que hacen parte del país, fue incluida en la lista de emergencias humanitarias para la infancia que cada año hace Unicef. 

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) pidió cerca de 3.900 millones de dólares para asistir a 41 millones de niños víctimas de conflictos y desastres naturales en el año 2019, en un plan que incluye 70 millones de dólares para atender a los menores de edad en la crisis venezolana. 



El informe Acción Humanitaria para la Infancia 2019 fue presentando el martes en Ginebra y en el se muestran las principales necesidades de los menores de edad de 59 países como el acceso a agua potable, comida, educación, y servicios sanitarios para niños de 59 países. 

De acuerdo con el documento, Venezuela es la principal prioridad para Unicef en Latinoamérica. 

«Los países de América Latina y el Caribe acogen al menos a 2,4 millones de refugiados y migrantes venezolanos. Los altos e impredecibles flujos migratorios están llevando al límite las capacidades de los países receptores y aumentando en las comunidades de acogida la demanda de unos servicios
y estructuras que ya están gravemente limitadas».

«Estamos muy preocupados por la situación de los niños en Venezuela y pedimos a todos que protejan a niños y adolescentes en este momento», señaló el director de Programas de Emergencia de Unicef, Manuel Fontaine.

Y agregó que ese organismo trabaja con países vecinos como Colombia, Brasil y Ecuador para «ayudar a las comunidades de acogida (de migrantes y refugiados venezolanos) en la recepción de familias y niños que cruzan la frontera». 

En el peor de los casos, los niños corren el riesgo de sufrir daños inmediatos debido a los ataques selectivos e indiscriminados y a otras formas de abusos como la violencia sexual y de género, el secuestro y el reclutamiento en las fuerzas y grupos armados. Si no ponemos fin a estas violaciones
–y si no se responsabiliza a quienes las cometen
– los niños van a crecer considerando que la violencia es algo normal, aceptable e incluso inevitable.



El informe Acción Humanitaria para la Infancia 2019 fue presentando el martes en Ginebra y en el se muestran las principales necesidades de los menores de edad de 59 países como el acceso a agua potable, comida, educación, y servicios sanitarios para niños de 59 países. 

De acuerdo con el documento, Venezuela es la principal prioridad para Unicef en Latinoamérica. 

«Los países de América Latina y el Caribe acogen al menos a 2,4 millones de refugiados y migrantes venezolanos. Los altos e impredecibles flujos migratorios están llevando al límite las capacidades de los países receptores y aumentando en las comunidades de acogida la demanda de unos servicios
y estructuras que ya están gravemente limitadas».

«Estamos muy preocupados por la situación de los niños en Venezuela y pedimos a todos que protejan a niños y adolescentes en este momento», señaló el director de Programas de Emergencia de Unicef, Manuel Fontaine.

Y agregó que ese organismo trabaja con países vecinos como Colombia, Brasil y Ecuador para «ayudar a las comunidades de acogida (de migrantes y refugiados venezolanos) en la recepción de familias y niños que cruzan la frontera». 

En el peor de los casos, los niños corren el riesgo de sufrir daños inmediatos debido a los ataques selectivos e indiscriminados y a otras formas de abusos como la violencia sexual y de género, el secuestro y el reclutamiento en las fuerzas y grupos armados. Si no ponemos fin a estas violaciones
–y si no se responsabiliza a quienes las cometen
– los niños van a crecer considerando que la violencia es algo normal, aceptable e incluso inevitable.

Fuente: eltiempo.com