El dolor de los padres del pequeño Julen.

0
215


El cuerpo sin vida de  el pequeño Julen Roselló, el niño de dos años que cayó a un profundo y estrecho pozo el pasado 13 de enero en Totalán (Málaga), ha sido localizado sin vida a la 01:25 horas de esta madrugada por los equipos de rescate, según han informado fuentes del operativo.

El cadáver de Julen estaba atrapado en un túnel de 25 centímetros de diámetro y 107 metros de profundidad que había sido perforado para realizar sondeos de agua.

Minutos antes de hacerse pública oficialmente la noticia, en la vivienda donde estaban acogidos desde hace varios días los padres de Julen, se han vivido momentos de tensión y se han escuchado gritos de ¡otra vez no!, ¡otra vez no!, posiblemente en referencia al otro hijo, de 3 años, hermano mayor de Julen, que la pareja perdió hace pocos años.

Tras la localización del cuerpo, se ha activado la comisión judicial para investigar lo sucedido.

El pequeño Julen pasó más de 12 días en un frío agujero de 25 centímetros en medio del campo, a mas de 70 metros de profundidad, mientras  más de 300 personas se afanaban afuera en horadar la roca y la tierra que lo mantenían atrapado. En algunos tramos la roca es cuarcita, una de las mas duras, con una resistencia de 7, en una escala de 10.

La operación para rescatar a Julen se consideraba la más compleja que se ha acometido en España, ya que decenas de máquinas, perforadoras y excavadoras han removido cerca de 83.000 metros cúbicos de tierra para excavar un pozo paralelo que llegase hasta el pequeño.

Fuente: abc.es