Departamento de Salud de Nueva York amenaza con cerrar colegios si los niños no están vacunados contra el sarampión.

0
239

El pasado lunes el departamento de Salud de Nueva York advirtió a los centros educativos de la comunidad judía en Brooklyn que podrían ser sancionados o ser cerrados si admiten a niños que no hayan sido vacunados contra el sarampión debido al bote de esta enfermedad, ya que se conocen 285 casos en el Estado.

En Nueva York el brote de sarampión ha estado creciendo de una forma alarmante, afirmo la directora municipal de Salud, Oxiris Barbot, los casos empezaron el año pasado en octubre y muchos de estos han sido confirmados durante los últimos meses, la mayoría de los casos son niños menores de 18 años.

39 casos se han registrados en adultos, según Barbot, que es pediatra, han ocurrido en individuos que no han sido vacunados o que no cuentan con todas las vacunas, según informó en un comunicado.

En las comunidades judias de Williamsburg y Borough Park en Brooklyn se han reportados mas casos, según el Departamento de Salud los primeros casos del brote fueron contagiados durante una visita a Israel, donde está ocurriendo una importante epidemia de la enfermedad.

Barbot hizo un llamamiento a los neoyorquinos y en particular a la comunidad judía ortodoxa a que aprovechen el periodo en que se celebra el «Passover» o Pascua Judía (del 19 al 27 de abril) para obtener la vacuna contra el sarampión, paperas y rubéola para prevenir la propagación del virus.

Indicó además que los individuos que viajen a áreas con extensos brotes de sarampión en curso, incluyendo Israel, Europa, el norte de Nueva York y otras partes de EE.UU deben asegurarse de que ellos y sus hijos están vacunados apropiadamente contra el sarampión.

Bardot recordó que  el sarampión es una enfermedad altamente contagiosa que puede causar neumonía, encefalitis, y la muerte y que es fácil de prevenir con una efectiva y segura vacuna.

Advirtió además que recién nacidos, mujeres embarazadas y aquellos con un sistema inmune débil no pueden ser vacunados.

Los síntomas, que incluyen fiebre, tos, goteo nasal, y ojos enrojecidos y lagrimosos, pueden aparecer entre 10 y 12 días después del contagio aunque en algunos casos pueden mostrase en siete días o tardar tanto como 21 días.

Fuente: abc.es