Padre de el pequeño Julen asegura de que su hijo está ahí

0
322

José padre de Julen el pequeño que cayo en un pozo el domingo 13 de Enero lleva desde ese dia sin dormir, prácticamente con la misma ropa, pasando las noches dentro de un coche junto a su mujer, Vicky, cerca del pozo donde su hijo cayo.

Son varios los motivos que le han llevado a romper su silencio. Lo hace para reclamar más medios en la búsqueda desesperada del pequeño, inédita en España y en el mundo por el diámetro del pozo al que cayó, pero también para salir al paso de los comentarios que ha tenido que escuchar en algunos medios dijo, «mi hijo está aquí, que nadie lo ponga en duda, Ojalá fuese imposible que esté en el pozo, como he oído. Ojalá fuese yo el que estuviera enterrado ahí abajo, y que él estuviera aquí arriba, con su madre».

Como sucedieron los hechos en Totalán

En una entrevista concedida por el padre de Julen, narró cómo habían sucedido los hechos. Todo comenzó con un día de campo familiar, que decidieron realizar en la parcela de un familiar, y que en ese día estaban por comenzar las obras de construcción; en la reunión se encontraba una prima con su pareja y la hija de los dos, también de dos años y medio, y Julen  con sus padres.

Estaban esperando a otros amigos y estaban preparando la comida, cuando la madre de Julen realizó una llamada telefónica, pidiéndole al padre que vigilara al niño mientras lo hacía. El se dio cuenta que el niño estaba corriendo hacia un pozo de prospección que se estaba construyendo, y vio junto a su prima cuando el niño cayó en el mismo, de pie y con los brazos levantados. El oyó como el niño lloraba y trato de consolarlo.