¿Tienes problemas para limitar el tiempo en pantalla de tus hijos? Aquí algunos tips para limitarlos

0
216

¿Esta fuera de control el tiempo en pantalla de tu familia?

Una nueva guía del Colegio Real de Pediatría y Salud Infantil (Royal College of Paediatrics and Child Health, RCPCH) no ha recomendado límites específicos en el tiempo frente a una pantalla, diciendo que hay poca evidencia de que sea perjudicial.

Andy, cuyo hijo tiene 14 años, nos cuenta lo siguiente:
«No tengo ninguna duda de que el tiempo frente a las pantallas es perjudicial para el rendimiento escolar y el rendimiento deportivo, además de ser peligrosamente adictivo.
«He tenido que restringir el tiempo de pantalla de mi hijo a un viernes después de la escuela y a un sábado, debido a la falta de concentración en la escuela. Por defecto se dirigía directamente a la Xbox (que sin duda clasificaría como tiempo de pantalla… es sólo un juego después de todo lo que la mayoría de los chicos están haciendo en todos los dispositivos).
«Después de algunas quejas, se ha instalado y hemos visto una mejora en el rendimiento escolar.
«Entreno al equipo de fútbol de menores de 15 años y está muy claro, incluso con un saque de salida a las 14:00 un domingo, que ha estado despierto toda la noche en algún tipo de pantalla».
Anne Longfield, la comisionada para la infancia, cree que los padres necesitan orientación.
«El hecho de que no haya suficientes pruebas no significa que no debamos tener una visión y tratar de averiguar qué es lo mejor que podemos hacer. Los niños están recibiendo pantallas más temprano, la edad promedio para obtener un teléfono inteligente es ahora de nueve años. Los padres me dicen que es la única cosa que los vuelve locos, causa grandes peleas y no saben qué hacer al respecto.
«Los padres temen que sus hijos sufran daños sociales si no les dan un teléfono, así que están en una situación difícil.»

El tiempo frente a una pantalla puede interrumpir el sueño

¿Cree usted que en su familia esta fuera de control el tiempo que pasan sus hijos en la pantalla?

El RCPCH dijo que aún no hay evidencia de que el tiempo frente a una pantalla sea definitivamente «tóxico» para la salud, aunque sí publicaron una lista de preguntas que las familias pueden hacer para evaluar si el uso de la pantalla está afectando negativamente a sus hijos.

Si usted cree que este puede ser un problema en su familia, hagase las siguientes preguntas:

¿Está el tiempo de pantalla de su familia bajo control?
¿El uso de la pantalla interfiere con lo que su familia quiere hacer?
¿El uso de la pantalla interfiere con el sueño?
¿Puede controlar el tiempo en pantalla durante las meriendas (desayuno, cena,etc)?

Ahora, y si tengo alguno de estros problemas; ¿Que debo hacer?.

Establecer límites

El año pasado, Anne Longfield publicó la campaña Digital 5 A Day, que animaba a toda la familia a tener un estilo de vida digital saludable, incluyendo a los padres.
«No puede ser que los padres tengan sus teléfonos en la mano todo el tiempo. Funciona mejor si toda la familia puede ver una forma de vida digital saludable».
Los consejos de Anne Longfield para manejar el tiempo frente a una pantalla incluyen:
Establezca algunos límites. No dejarías que un niño de nueve años caminara solo por una calle muy transitada. El uso del teléfono es el mismo, si un niño tiene un teléfono inteligente a una edad temprana usted necesita estar consciente de los peligros en su nombre.
Si el tiempo frente a una pantalla está afectando el sueño, la interacción a la hora de comer, la dieta y el ejercicio, entonces negocie y haga un trato. Esto puede ser que el teléfono no se utilice en la mesa de la cena o en el dormitorio, o antes del desayuno, o hasta que se haya completado la tarea.
Considere su propio uso, los padres necesitan demostrar buen comportamiento.
La Sra. Longfield pide ahora al gobierno que ponga la resiliencia emocional digital en las escuelas en los años 6 y 7. También hace un llamamiento a las empresas tecnológicas para que sean más «robustas y tengan el deber de cuidar a sus usuarios».

Priorizar el sueño

El Dr. Richard Graham es psiquiatra de niños y adolescentes. En 2010, lanzó el primer Servicio de Adicción a la Tecnología del Reino Unido para jóvenes, y forma parte de la junta directiva del Consejo Británico para la Seguridad de los Niños en Internet.


Él recomienda, que los clientes adopten el plan de medios de comunicación familiar de la Academia Americana de Pediatría, que permite que una familia establezca límites juntos.
«Este plan ayuda a la familia a analizar el tipo de medios a los que se va a acceder, en lugar de restringirlo sin explicación.
«Hay cosas buenas en línea, que nos pueden hacer sentir bien y saludables. Un filtro divertido en Snapchat, por ejemplo, puede mejorar el estado de ánimo de un niño. Pero también hay contenido tóxico, y también el hecho de que el tiempo frente a una pantalla puede interrumpir cosas importantes y necesarias como el sueño, el ejercicio y la conversación».


Sus consejos incluyen:
Priorizar el sueño. Un niño bien descansado tiene más control y es más capaz de pensar y discutir que uno cansado e irritable. El sitio web de la Academia Estadounidense de Pediatría ofrece una guía sobre la duración del sueño que su hijo necesita para su edad.

Calcule su hora de acostarse basándose en cuándo tienen que levantarse.
Tenga cuidado con la vigilancia, ya que puede hacer que el comportamiento sea clandestino. Es importante que los niños sientan que pueden hablar de los problemas.
Menos tiempo en línea equivale a menos exposición a la posibilidad de contenido tóxico. Dice el Dr. Graham: «Tiene sentido que si la ventana no es tan ancha, menos suciedad entrará».

Un enfoque en la apariencia puede llevar a la infelicidad.

La Dra. Tara Porter, psicóloga clínica especializada en salud mental de niños y adolescentes, dice que le preocupa el uso de la pantalla como médico y como madre.


«Las niñas están siendo absorbidas por el drama a una edad más temprana, las cosas que se dicen cara a cara son a menudo menos dolorosas que las cosas que se dicen en la cámara de eco en línea, que se pueden escalar», dice.
«Un enfoque en la mejor apariencia también puede llevar a la insatisfacción y a la infelicidad.»
Sus consejos incluyen:
Supervise el dispositivo hasta que tenga 16 años de edad. Haz que sea una condición para que tengan el dispositivo que les ayudes a usarlo con sensatez.
Utilice aplicaciones de control parental como Our Pact y Circle para limitar el acceso a los dispositivos.
Manténgase en el pie delantero – antes de darles un dispositivo, establezca un contrato de uso

Usar la tecnología para limitar el tiempo frente a la pantalla

Los padres preocupados tienen una desconcertante variedad de opciones entre las que elegir cuando intentan controlar el tiempo que sus hijos pasan en la pantalla.
Algunos enrutadores domésticos y paquetes de seguridad permiten a los padres establecer límites de tiempo para los dispositivos y monitorear y vigilar lo que se puede ver en línea. Algunos pueden ser utilizados para imponer límites de tiempo, pero estos pueden ser herramientas muy contundentes.
La mayoría de las consolas de videojuegos y ordenadores incluyen herramientas que pueden restringir el tiempo de uso del gadget en cuestión.
Por último, hay aplicaciones y otras herramientas de Apple, Google, Facebook y otras que pueden controlar cuánto tiempo se dedica a diversos programas. Algunos permiten a los padres establecer límites estrictos para que el acceso a la red, las aplicaciones o los equipos estén bloqueados en momentos específicos.
Una organización sin fines de lucro Child Net tiene una guía que ofrece consejos y enlaces para padres preocupados.

https://www.childnet.com