¿Cómo enseñar a tus hijos a mostrar amor?

0
210

Enseñar a un niño a expresar sus sentimientos es muy importante, es importante enseñarles tus hijos que tan bien desarrollará sus habilidades emocionales. Lo más importante que le puedes enseñar a tus hijos es a entender, sentir y expresar el amor, los niños pequeños, como esponjas, absorben todo lo que ven y oyen a su alrededor, y más tarde todo esto tiene un impacto en sus vidas.

La capacidad de mostrar amor es un rasgo maravilloso que todos los padres se esfuerzan por desarrollar en sus hijos. Considera varias maneras de ayudar a tus hijos a aprender esto.

1. Ayudar a otros en presencia de tus hijos.

Los padres deben enseñar a sus hijos a ayudar a los demás con el ejemplo. El amor significa ayudar a los demás, aunque no sean tuyos. Puede ser algo pequeño: alimentar a un perro callejero, donar dinero a la caridad, ayudar a los ancianos, etc.

Explícale a tus hijos que todas nuestras acciones regresan a nosotros. Como dice el refrán, cosecharás lo que siembres.

2. Demuestra amor por tu pareja en presencia del niño.

Es útil que los niños vean cómo tú y tu pareja se aman. Si hay un desacuerdo entre ustedes, no hay nada malo en ello. Deje que su hijo participe en la conversación y entienda lo que son la crítica constructiva y la comunicación respetuosa. Después de todo, la mejor manera de hacer las paces es disculparse y evitar cometer errores la próxima vez.

3. Amarte a ti mismo y a los demás

¡Sonreír en la cara de alguien es hermoso! Demuéstrale tus hijos que al hacer feliz a alguien, usted también se hace más feliz. Después de todo, el niño se siente feliz cuando alguien comparte juguetes con él. Y él debería hacer lo mismo.

Hablar con tus hijos sobre lo importante que es ser amado (por ejemplo, abrazarse, ayudarnos o simplemente jugar con nosotros) le ayudará a lograr su objetivo.

4. Eres un modelo a seguir para tus hijos.

Al mostrarle a tus hijos lo que significa amar a los demás, usted debe ser un ejemplo a seguir. El respeto y la aceptación son la base del amor incondicional. Enséñele a su hijo a decir, «Esto es malo», cuando alguien hace cosas malas, se burla, etc. Pero lo más importante es que debse ser un buen ejemplo para tus hijos. Tu eres un héroe para ellos, y tus relaciones tienen una fuerte influencia sobre en quién se convertirá en el futuro.

5. Mostrar respeto por los demás

Cuando las personas a tu alrededor hacen algo por ti, es importante agradecerles, incluso por lo más mínimo. La gratitud no es sólo un signo de respeto, sino también un signo de gratitud. Debemos entender la necesidad de comportarnos como esperamos que lo hagan los demás. Cuando los niños nos miran, nos imitan. Poco a poco se convierte en un hábito para ellos y en parte de su carácter. Por lo tanto, debe prestar atención a cómo trata a los demás, especialmente a sus hijos.

No interrumpas a los demás cuando hablan, no te rías de las opiniones de los demás. Son también formas de respeto a los demás.

6. Mostrar amor incondicional.

Diles a tus hijos cuanto los amas.

Cuando tus hijos hagan buenas obras, diles cómo se siente al respecto. Incluso si ellos si cometieron un error y los regañaste por ello, recuerda hacer las paces con ellos y hablar con él suave y amorosamente.

Asegúrate de usar las frases emocionales: «Estoy orgulloso de ti», «Me haces feliz», «Has hecho bien tu trabajo», «Eres lo mejor de mi vida», etc. Los niños aprenderán a expresar sus emociones y las usarán correctamente cuando crezcan.

7. El amor es divertido

Por supuesto, el amor es divertido. Enséñales a tus hijos ciertas señales que debe usar para todos los miembros de su familia podrán expresar su amor. Puede ser un toque, un beso, un gesto gracioso o un gesto que signifique tu amor.

Usa estas señales a lo largo del día para mostrarles a tus hijos lo importantes que son para ti . Esta divertida forma despertará las emociones del niño y su deseo de mostrar su amor sin usar palabras. Esta manera es muy conveniente e indispensable cuando el niño comienza a crecer, se convierte en un adolescente y se avergüenza de expresar sus emociones.